Cresta del Cavall (01/12/2018).

Después de varios años sin visitarla, hoy nos hemos decidido a ello, la Cresta del Cavall se encuentra en la Sierra de Callosa de Segura, es una mole caliza que se yergue en mitad de la llanura de la Vega Baja. Su altitud es de 578 metros y es una sierra muy abrupta, todas sus rutas constan de grandes desniveles con poco recorrido pues, toda ella está formada por farallones rocosos, barrancos y ramblas.

Dejamos el coche junto a la carretera comarcal CV-900 que une Cox con Callosa, a unos 500 metros antes de llegar a las vías del AVE, cruzamos la carretera y junto a un edificio sin terminar nos adentramos hacia las faldas de la sierra, por su izquierda iniciamos el ascenso hasta el inicio de la arista, nos ponemos el arnés y el casco, nos encordamos y empezamos la escalada.

Para algunos es su primera vez, así que vamos esquivando un poco los pasos más aéreos y vamos progresando por las pequeñas “trochillas” de su derecha. Cuando alcanzamos la horizontalidad de la arista, la sensación de “vacio” se hace más evidente, con cuidado vamos progresando por ella, llegamos al paso del Cavall, una roca de unos dos metros de larga y unos 60 centímetros de ancho. Recibe este nombre porque según cuentan, las primeras personas que pasaron por aquí lo hicieron a horcajadas, de ahí su nombre.

Alcanzamos el Pico de San Bernardo e iniciamos el descenso, seguimos las marcas de PR un tramo, cuando estas se dirigen hacia la izquierda, las dejamos para seguir descendiendo por la barrancada que llevamos, nos sacamos el material cuando termina la parte más delicada de la bajada, por la derecha encontramos un pequeño tajo en el cordal, es el momento de cambiar de vertiente y seguir descendiendo hasta el coche que siempre hemos tenido a la vista.

Entretenida y sencilla escalada, con buenos agarres y mucho “patio”, no apta para personas con vértigo o miedo a las alturas. Actividad realizada el día 1-12-18.

Imágenes de la actividad:

Deja un comentario