El Toyo y la Atalaya de Almorox.

A la salida de Huescar (Granada) dirección Castril, tomaremos el camino de las Santas, es una estrecha carretera bordeada de altos cipreses y como decimos vulgarmente, la ruta del colesterol, por la cantidad de gente que la recorre a pie, en bici, corriendo, etc.. Sobre los 6’5 Km, iremos atentos a nuestra izquierda, veremos dos paneles informativos y un poco más adelante otro panel y el inicio de un camino, seguimos por él y aparcamos antes de cruzar por el puente de una torrentera.

Seguimos durante un rato las señales del PR-A 304, de seguirlas, nos llevarían a la cumbre del Perico Ruiz, las marcas, nos adentran por la rambla, a la altura de una cantera, veremos a la derecha un viejo camino que entre la pinada nos sube un poco repechado hasta un amplio rellano entre los pinos, vemos dos hitos de piedra, uno a la derecha y otro a la izquierda, por la derecha subiremos a la Atalaya de Almorox (de época Nazarí).

Esta atalaya, situada estratégicamente en la sierra de Montilla forma un triángulo visual con las atalayas de las sierras de los Muertos y de la Encantada. De forma redonda tiene una altura de 4’5 m. y está hecha de mampostería, habiendo sido en parte reconstruida recientemente.

Regresamos al rellano y tomamos el sendero del hito de la izquierda, el cual, tras unos 800 m., termina junto a la boca del Toyo situado en la ladera de la sierra de Montilla. Se trata de una espectacular dolina, la mitad de ella tiene las paredes completamente verticales y posee una excepcional acústica (desde su fondo una persona puede hablar con otra situada en la parte alta de la misma sin levantar la voz) tiene una profundidad de unos 70 m.

Regresamos al coche y damos por concluida esta salida, corta pero muy interesante personalmente, al no llevar GPS las distancias y los metros son a “ojo”, el tiempo empleado fue de dos horas.

Imágenes de la actividad:

Actividad realizada el día 16-04-22.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba