Travesía Miller – Cortijos Nuevos de La Sagra. Etapa III (D. Domingo – Cortijos Nuevos).

Esta mañana la sorpresa es mayor que anteayer, pues la nevada de esta noche ha sido muy superior a la otra, es impresionante acostarte viéndolo todo verde a despertarse y verlo todo blanco, el impacto visual es tremendo.

Hoy, vamos a terminar el último tramo con cuatro compañeros más, llegaron ayer por la tarde y nos acompañaran hasta el final, el comienzo no puede ser más emocionante, terminaremos o el temporal nos lo impedirá, llegamos a la Rambla de los Cuartos, cruzamos el puente y cogemos el carril que nos conduce Rambla abajo hasta coger el camino que nos lleva hasta el cortijo Loma-Rex.

Entre varias nevadas suaves cada vez que pasa un retazo de temporal, vamos haciendo camino, a lo lejos vemos el cortijo de Mala mujer que bajo los copos que están cayendo, los caballos pacen igual que nosotros hacemos fotos, ajenos al tiempo o porque sabemos que son los últimos coletazos del mismo.

Llegamos al cortijo Loma-Rex, donde un rebaño de cabras, todas blancas e iguales se quedan mirándonos descaradamente, mientras hablamos con el dueño del cortijo un pavo muy bien criado y orgulloso sale a recibirnos, rodeado de gallinas y algún que otro gallo, pavoneándose delante nuestro.

Unos de nuestros compañeros por problemas con los pies, se vuelve y nos esperara en Cortijos Nuevos, (es el cuiner que nos hará la paella). Almorzamos en el cortijo Valdefuente, a las espaldas del mismo para resguardarnos del frio intenso y otra de tantas nevaditas del día.

A partir de aquí, el mal tiempo parece que desaparece y hasta pasamos algo de calor, llegamos al collado que da vistas al barranco Conejero, volvemos a cruzar otra alambrada y siguiéndola bajamos hasta el fondo del barranco y por un antiguo camino o vereda real, remontamos hacia el otro lado.

Cruzamos la carretera que va de Huescar a Santiago de la Espada, pasamos cerca del nacimiento de Montilla, siempre por un antiguo camino real que hay que adivinar muchas veces, pasamos por un cortijo derruido llamado “la Solana”, no sabemos si el nombre se refiere al cortijo o a la zona, ya vemos a lo lejos el final de nuestro recorrido y el hambre hace acto de presencia.

En total hemos hecho 57 Km., unos 1300m. de desnivel positivo y sobre las 20 horas de marcha con sus pequeñas paradas para comer, el frio no dejaba que nos entretuviéramos mucho.

Ya estamos pensando en continuar la travesía hasta (Castril, Cazorla) ya lo iremos perfilando para más adelante.

Imágenes de la actividad:

Deja un comentario