Pico Ruivo, 1862 m.

La Región Autónoma de Madeira es un archipiélago atlántico perteneciente a Portugal. Consta de dos islas habitadas, Madeira y Porto Santo, un grupo de islas deshabitadas  denominadas  (Islas Salvajes) y tres islas menores no habitadas (Islas Desertas), todas ellas forman la Regiao Autónoma da Madeira, a menos de 500 Km de las Islas Canarias, 860 Km de Lisboa y 770 Km de la isla más cercana de las Azores. Todas ellas de origen volcánico, la isla de Madeira está formada por un macizo montañoso que desciende abruptamente al mar desde los 1862 metros de altitud del Pico Ruivo, el punto más alto de la isla. Tiene una superficie de 741 Km cuadrados y 57 Km de largo por un máximo de 22 Km de ancho, siendo la isla más grande del archipiélago.

Hay varias rutas para acceder a su cima, todas ellas de ida y vuelta, a no ser que el recorrido lo hagas tipo travesía. Nosotros queríamos hacer la circular que pasaba por el Pico das Torres 1853, segunda cumbre más alta de la isla, ya que  solo tiene este acceso para subir a su cima, pero, el sendero estaba cerrado así que, ida y vuelta por el mismo camino.

.Dejamos el coche en el aparcamiento del Pico do Arieiro 1810, tercera cumbre de la isla y con un bar/restaurante, tiendas de regalos y unas instalaciones militares tipo “bola del mundo”. Para acceder a la cumbre solo tienes que subir unas escaleras y, ya estás en la cima.

Seguimos las indicaciones del Pico Ruivo, no hay pérdida posible, no puedes salir del sendero empedrado y con pasamanos, se comprende que es para evitar la erosión del terreno pero, pierde todo su encanto y naturalidad. Por como es de abrupta esta isla, la realización de los senderos y su mantenimiento es un privilegio para los que los pateamos.

El recorrido es alucinante, por sus múltiples escalones, túneles  (obligado llevar linterna) por la longitud de alguno, escaleras metálicas, nosotros tuvimos agujetas varios días. La verticalidad de sus paredes hace que los barrancos desaparezcan y no podamos ver el fondo de los mismos, es conveniente madrugar para evitar las nieblas del medio día y poder disfrutar de las vistas magnificas que nos depara este recorrido.

Para alcanzar el refugio pasamos por la zona quemada hace unos años, los troncos retorcidos de los árboles quemados junto con la niebla que ascendía por las laderas de los barrancos, hacían de este tramo un lugar idóneo para la imaginación.

Alcanzamos la cumbre, es ancha y acondicionada como un gran mirador, hay bastante gente en ella y en el tramo del refugio hasta aquí. Es normal, pues todas las rutas pasan por el refugio. Esta ruta no es aconsejable para los que padezcan de vértigo o miedo a las alturas, personalmente me impresiono el recorrido del sendero, casi todo estaba tallado en la roca.

Actividad llevada a cabo el día 14 de Agosto de 2019, con un recorrido de 14 Km y un desnivel de + 940 metros.

Imágenes de la actividad:

Deja un comentario