Vuelta al Midi d’Ossau.

Mientras se celebraban las fiestas en honor a San Francisco de Asís, varios miembros del Club de Montaña Acclivis se desplazaron a los pirineos franceses para realizar la vuelta al Midi d´Ossau.

Esta cumbre es conocida en el ambiente montañero con el sobrenombre del Cervino de los Pirineos. Su ruta más accesible a la cumbre consta de tres chimeneas, catalogadas como II-III y III superior, todas las demás rutas son vías de escalada.

Al ser una ruta circular se puede empezar desde diferentes puntos: lago Bious Artigues, aparcamiento Anéou del Portalet, Astun, etc. Nosotros elegimos salir desde el aparcamiento del lago Bious Artigues.

Pasado el paso fronterizo del Portalet se sigue por la carretera en dirección al pueblo de Gabas, en una de las curvas hay un cruce muy poco señalizado que hay que tomar para llegar al aparcamiento del lago de Bious Artigues, punto donde iniciamos la vuelta al Midi d´Ossau.

Salimos del aparcamiento sobre las 8 de la mañana por un camino que cruza un bosque de Arazues hasta La Gave o valle de Bious, cruzamos el puente que hay a la derecha y seguimos por el camino hasta casi el final del valle, cogemos una senda que sale a la derecha para mantenernos a este lado del rio que nos lleva hasta la cabaña de Cap de Pount.

Las vistas son impresionantes, a nuestra izquierda quedan las cumbres de Paradis y Casterau, en medio de ellas al fondo se divisa el pico de Monges o des Moines, en este punto los grandes hitos de piedra nos hacen dar un giro de noventa grados y empezar a subir hasta el interminable collado que nos deja en la cabaña de Peyreget.

Proseguimos hasta el lago del mismo nombre donde pudimos observar a las marmotas que tranquilamente tomaban el sol. Remontamos por la derecha hasta el Col de l´lou, la vista del Midi desde este punto es completamente diferente a lo que estamos acostumbrados, parece que tenga dos grandes orejas, en todo momento el Midi queda a nuestra izquierda y se puede contemplar desde todos sus lados, nos quedamos con la vista que lo ha hecho famoso su cara.

Desde el Col de l´lou empezamos a descender suavemente con vistas al paso fronterizo del Portalet y el aparcamiento de Anéou y cómo no, todos los picos de más de tres mil metros que merodean por la zona.

Llegamos al Col de Soum de Pombié, donde nuestra senda se une con la que sube del aparcamiento de Anéou, ya vemos el refugio de Pombié y hacia el nos dirigimos. Nos tomamos un descanso y vemos que hay varias cordadas escalando el Midi. Hay mucha gente en el lago y alrededores, se nota que hace un día esplendido.

La senda nos hace atravesar la zona denominada la “raillére”, pedregal con grandes bloques y un poco incomodo de andar, según dicen, la senda fue abierta a base de barrenos y las rocas dan buena cuenta de ello.

Sin querer queriendo llegamos al Col de Suzon, en este tramo nos cruzamos con la gente que regresa de hacer cumbre todos ellos equipados con casco, arnés y cuerdas, se les nota contestos por haberlo conseguido.

Un poco más adelante paramos a comer contemplando a la gente que todavía está descendiendo del Midi. Eso nos hace recordar cuando subimos nosotros, fue por las mismas fechas y después nos fuimos a escalar la vía Ravíer, en el Tozal de Mallo.

Seguimos descendiendo hasta ver la cabaña de Magnabaight donde un cartel reza que se vende queso, queda un poco apartada del recorrido, un giro a la izquierda nos deja en el ultimo collado del día, Col Long de Magnabaight, tomamos el sendero de la derecha que nos introduce en el bosque y en poco más de media hora podemos contemplar otra vez el lago de Bious Artigues en todo su esplendor, son las cuatro de la tarde y la vista es inmejorable con la luz del sol.

Las fotos que hicimos creo que no le hacen justicia a las vistas y valles que pudimos contemplar en este recorrido, quién no lo haya hecho se lo recomiendo. Existe otro recorrido más largo pasando por los lagos d´Ayous, pero hay que hacerlo en dos días, este lo dejamos para la próxima.

Imágenes de la actividad:

Deja un comentario